Paso a paso…

Con el 2015 se va el segundo año de nuestro blog A mano y sin permiso. Condenado a una plataforma en desuso y poco favorable, ha sorteado esa tozudez de sus “hacedores” a golpe de texto y contenido. ¿Qué nos deja este año? En sentido práctico: la página en Facebook, una mayor producción de contenidos propios – especialmente gracias a Carlitos y JS –, secciones fijas, nuevos enlaces y aunque pocos aún, las visitas a cada post llegaron a triplicarse o incluso, crecer diez veces. No estamos satisfechos, hablando estrictamente desde las frías estadísticas.
¿Qué es lo más importante para nosotros? Primero, que A mano y sin permiso es fiel a su idea inicial, no ha hecho concesiones. Segundo, que continúa proponiendo un enfoque – como hacen otros – revolucionario, transformador, crítico, anticapitalista y contrario a la ortodoxia y al falso marxismo. Tercero, que el blog sigue siendo el mejor premio; no recibimos dinero de nadie, no vendemos espacios ni notas, y afortunadamente – quizás por incómodos o de poco impacto en la red – no recibimos el impulso del gobierno que se convierte luego en libros, comparecencias mediáticas, asistencia a eventos internacionales y conformismo. Esto es lo mejor que nos deja el segundo año.
Y vamos por más…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s